English     Français  

Hul’qumi’num

Hul’qumi’num

Las islas del Golfo y la isla de Vancouver, Columbia Británica

 

 

Delegación Hul’qumi’num ante la CIDH. Fuente: HTG Derechos Humanos.

El Grupo Hul’qumi’num representa seis Primeras Naciones de habla Hul’qumi’num: Cowichan, Stz’uminus, Penelakut, Lyackson, Halalt, y Lake Cowichan. Estas Naciones están situados en y alrededor del sureste de la isla de Vancouver. las Islas del Golfo, y la parte baja del río Fraser. El grupo se formó en 1993 con el fin de negociar un acuerdo global de reivindicaciones de tierras con los gobiernos de Columbia Británica y Canadá. Con la ayuda de Brian Thom, antropólogo de la Universidad de Victoria y colaborador CICADA, ellos han creado y utilizado sus propios mapas para la celebración y el resurgimiento de su lengua y cultura Salish de la costa, lo que ha sido muy útil para la educación pública. Por otra parte, como los derechos de tierras Hul’qumi’num nunca se han cedido, ni reconocido por el gobierno, estos mapas se han convertido en herramientas centrales para la defensa de sus derechos, el ejercicio de su gobernabilidad territorial y para la resistencia ante los gobiernos federales y provinciales.

Grupo de la Primeras Naciones Hul’qumi’num. Fuente: Brian Thom y Kathleen Johnnie, presentación de la conferencia CICADA, 2015.

En los años 1870 y 1880, comenzaron a establecerse reservas en territorios Hul’qumi’num. En 1884, Robert Dunsmuir, un empresario privado del carbón-, tenía toda la costa este de la isla de Vancouver, concedida por medio de un título simple de dominio privado. A cambio de este título de propiedad, Dunsmuir construyó un ferrocarril desde Victoria hasta la costa este de la isla, con el fin de acceder a los campos de carbón para las actividades mineras. Este intercambio se conoció como el acuerdo de concesión de tierras para el tren Esquimalt y Nanaimo (E & N), y es conocido localmente por la Nación Hul’qumi’num como La Gran Apropiación de Tierras. De esta forma, todos los territorios Hul’qumi’num, así como los territorios de las comunidades vecinas cayeron en manos privadas, lo que preparó el escenario para las luchas contemporáneas del Grupo Hul’qumi’num.

Propiedad privada de la tierra en los territorios Hul’qumi’num. Fuente: Brian Thom y Kathleen Johnnie, presentación de la conferencia de CICADA, 2015.

Los territorios tradicionales Hul’qumi’num forman un paisaje complejo: el 85% del territorio se compone de tierras privadas, muchas de las cuales son propiedad de las compañías madereras industriales. Mientras tanto, menos del 2% de estas tierras tradicionales se han asignado a las reservas Hul’qumi’num. Muchas de las luchas políticas en las que participan el Hul’qumi’num se deben a la naturaleza desafiante de este territorio. En la conferencia de CICADA 2015, Kathleen Johnnie, Coordinadora de Tierras y Recursos Anteriores de la Primera Nación Lyackson, Y socio indígena de CICADA, señaló tres de los principales intereses políticos del Hul’qumi’num: Gracia Islet, Kinder Morgan, y la cartografía y planeación del uso del suelo.

 
 

Sitio ancestral Gracia Islet. Fuente: Brian Thom y Kathleen Johnnie, presentación de la conferencia de CICADA, 2015.

Gracia Islet
Gracia Islet es una pequeña isla de propiedad privada situada en Fulford Harbour (Saltspring Island). Se trata de un lugar sagrado para la Primera Nación Lyackson, pues alberga muchos de las tumbas de sus antepasados. En 2011, el propietario de un terreno privado comenzó a construir una casa en Gracia Islet incorporando las tumbas a los cimientos de la casa. Esto fue considerado una ofensa extrema contra la cultura y las leyes de la Nación Salish de la costa. Durante años un grupo de Primeras Naciones luchó contra la construcción de la casa, y finalmente, en 2015, Columbia Británica recompró el islote de los propietarios de tierras privadas para garantizar la protección del lugar de enterramiento. Actualmente, los miembros del Grupo Hul’qumi’num están involucrados en el proceso de deconstrucción de los cimientos de la casa de una manera cuidadosa y controlada.

Ruta propuesta para oleoducto Kinder Morgan. Fuente: https://www.wildernesscommittee.org/sites/all/files/images/KMpipeline_Tanker_Route_Salish_Sea_Map.jpg.

Kinder Morgan
Kinder Morgan ha propuesto un oleoducto para llevar bitumen diluido de las arenas bituminosas de Alberta a la costa de la Columbia Británica. Luego, el bitumen sería enviados por vía marina al mar Salish, pasando por la isla de Valdés, parte de la cual está habitada por la Primera Nación Lyackson. La Nación Lyackson ha identificado dos problemas principales asociados con este oleoducto. En primer lugar, el tráfico de petroleros marinos produce un sonido de baja frecuencia que se puede sentir y oír en la isla Valdés, puesto que la isla es de piedra arenisca. En segundo lugar, existe la posibilidad de que ocurra un derrame en el mar, lo que afectaría profundamente la pesca Lyackson, las costas, y el acceso a los lugares sagrados. En respuesta a esta propuesta, la primera nación Lyackson ha intervenido en la Audiencia de Revisión del Consejo Nacional de Energía para expresar sus preocupaciones.

Anciano de la Primera Nación Stz’uminus, Ray Harris (derecha) y colaborador de CICADA Brian Thom (izquierda). Fuente: http://www.theglobeandmail.com/news/british-columbia/oral-history-goes-digital-as-google-helps-map-ancestral-lands/article19566302/.

Cartografía y planeación de uso de suelos
El Grupo Hul’qumi’num ha estado produciendo mapas para asegurarse de expresar ante la corona sus intereses en las reclamaciones de tierras y aguas. A través de estos mapas, ellos han estado identificando áreas particulares de importancia, para orientar la planeación y la política de uso de la tierra. El Grupo Hul’qumi’num aclara que estos mapas por sí mismos, no muestran toda la profundidad de los intereses territoriales sobre el uso de la tierra para los Hul’qumi’un, ya que muchas de las formas en las que se utiliza la tierra no son necesariamente tangibles. No obstante, Kathleen Johnnie de la Primera Nación Lyackson señala: “Sin embargo, reconocemos la utilidad de contar con este trazado, y tenerlo disponible para nuestro personal. Porque si no lo tuviéramos, entonces volvería a pasar el incidente de Gracia Islet, y Kinder Morgan podría hacer lo que quisiera con impunidad. Y por eso hoy estamos determinando nuestras autoridades de gobierno y eligiendo cómo vamos a gobernar nuestras tierras y nuestras aguas para nuestra propio uso y protección.” Asi, el Grupo Hul’qumi’num, en colaboración con Brian Thom, han llevado a cabo proyectos de mapeo en un esfuerzo para representar sus territorios, así como los lugares de la importancia y las actividades que allí se producen.

 

ESCUCHAR MÁS:
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Centro para la Conservación Indígena y las Alternativas de Desarrollo